Get Adobe Flash player

Podocarpus-Yacuambi, un corredor con visión

c_325_245_16777215_00_images_corredor.jpgLa propuesta del Corredor de Conectividad Podocarpus-Yacuambi “Yawi Sumak” interconecta dos áreas protegidas: Parque Nacional Podocarpus y la Reserva de Conservación Municipal Yacuambi. Estas zonas tienen una biodiversidad importante que contrarrestará la fragmentación de los hábitats encaminados a la conservación del ambiente y a brindar una oportunidad de trabajo a los ciudadanos con la aplicación de proyectos amigables con el ambiente y sustentables económicamente.
Paúl Palacios, uno de los involucrados en esta iniciativa, señala que lo que busca esta propuesta es unir los ecosistemas y paisajes naturales para facilitar la migración de los animales y el apareamiento, y se disperse la flora y fauna y disminuir la deforestación.
El Corredor de Conectividad ayudará a la población a convivir armónicamente con la naturaleza, efectuando cercas vivas en los campos y evitando la quema de bosques.
Los gobiernos parroquiales integrantes del Corredor de Conectividad Podocarpus-Yacuambi son: Imbana, San Carlos de las Minas, Sabanilla, Timbara y Guadalupe (Zamora); y Tutupali (Yacuambi). A este grupo promotor se suma el Gobierno Provincial y el asesoramiento de GIZ Corporación Alemana.
La reforestación a cargo de los gobiernos parroquiales y la implantación de cuatro viveros con semillas propias de la zona con el apoyo del Banco Alemán, son las principales acciones a efectuarse en este corredor biológico; paralelamente se organiza y capacita a la población.
Generalmente, un corredor de conectividad tiene la ventaja de aumentar o mantener estable la riqueza y diversidad de especies en el territorio; aumentar tamaños poblacionales de especies, y disminuir las tasas de extinción; permitir el restablecimiento de poblaciones localmente extintas; y mantener la variabilidad genética poblacional.
La parroquia Timbara del cantón Zamora, dentro del corredor, tiene la producción de melcochas; el Gobierno Parroquial de San Carlos de las Minas, artesanías y orfebrería; en tanto que el Gobierno Parroquial de Imbana tiene para exponer el cultivo de mora, actividades que van de la mano con la conservación, producción limpia y turismo.
Esta iniciativa logra conformarse a finales del 2011 y continúa trabajando en busca de su reconocimiento en el Ministerio del Ambiente.
 
Eco ruta
 
La Ecoruta es una de las primeras propuestas turísticas de Zamora Chinchipe, y está enfocada en ser una vía alternativa de movilidad desde Zamora hasta San Carlos de las Minas con 29 kilómetros de recorrido, vinculada a la actividad ecoturística, con énfasis a mejorar la calidad de vida de los pobladores que están junto al trayecto con propuestas innovadoras. Así lo informó Fernando Ortega, impulsor del proyecto.
Actualmente, está en desarrollo un estudio que dará una valorización del sector para encontrar los sitios estratégicos donde se pueda realizar la actividad turística y vincular a la población.
Por el momento, ya está disponible la cicloruta y en Timbara puede visitar los cultivos orgánicos, las moliendas y la unión de los dos ríos Zamora y Bombuscaro.
Según Ortega, los beneficios directos de la Ecoruta es la vinculación de la población con proyectos de economía de desarrollo sostenible (ecoturismo) y luego preservar el bosque.
 
CIFRA
2
CONVENIOS
están por aprobarse con financiamiento internacional. 120 mil dólares para viveros y 40 mil dólares para la Ecoruta.
 
TOME NOTA
Los gobiernos parroquiales de Imbana, San Carlos de las Minas, Sabanilla, Timbara, Gudalupe (Zamora), y Tutupali (Yacuambi) son parte del Corredor de Conectividad.

Deja tu comentario: